domingo, 22 de mayo de 2011

”La espiritualidad del éxito”, un libro de Vincent M. Roazzi)


Una de mis aficiones, desde la adolescencia, es la lectura; me encanta leer y siento mucho placer al hacerlo, en especial, sobre aquellos temas que llaman mi atención y me estimulan a investigar para saber más sobre el asunto. Los libros, en general, fueron y son mi mejor compañía; por supuesto, después de mis seres queridos.

Bueno, de más está decir que no todo lo que brilla es oro dentro del material de lectura sobre crear riqueza, éxito y dinero. He leído unos cuantos libros sobre el tema y son pocos los que me han aportado algo de valor. Por desgracia hay muchos textos carentes de fundamento y que dan la impresión de que fueron escritos a las apuradas y con el único fin de satisfacer la demanda de los consumidores.

Uno de los libros sobre éxito y dinero que he disfrutado y me aportó datos interesantes es “La espiritualidad del éxito” de Vincent M. Roazzi. El fragmento que voy a citar, pertenece al capítulo “El mito de las metas”, en él, Roazzi nos da su visión acerca de lo contraproducente que puede ser el fijarse metas basadas en el egoísmo. Lo curioso del caso es que la mayoría de los autores que escriben sobre éxito recomiendan esta técnica. Para Roazzi, la estrategia de fijación de metas no es válida y fundamenta su teoría con hechos de su experiencia personal e información que obtuvo de la investigación particular que realizó para poder escribir el libro.

“Los estrategas de la fijación de metas tienen sus datos y cifras, y la mayoría de las fórmulas suelen citar un estudio ahora conocido para dar validez a la importancia de las metas y de las estrategias para fijarlas. En este estudio se encuestó a los graduados de 1953 de la universidad de Yale para saber si tenían o no metas específicas, y si las tenían, saber si las habían anotado. Un porcentaje determinado dijo tener metas, pero sólo el tres por ciento de todos los graduados tenía sus metas escritas en algún lado. Veinte años después, contactaron a esos mismos graduados y descubrieron resultados sorprendentes. El porcentaje que tenía metas estaba decididamente en mejor posición económica que quienes no las tenían. Más sorprendente aún era que el tres por ciento que había escrito sus metas había alcanzado una mejor situación financiera que el 97 por ciento restante ¡en conjunto!”

Este asombroso estudio para validar la fijación de metas tenía un solo problema: ¡nunca existió! (Revista Fast Company, dic/ene 1997). La Universidad de Yale no tiene registros de que se haya realizado un estudio de ese tipo, y cuando se pidió a los investigadores que validaran las fuentes, no pudieron. Nunca verificaron que la historia fuera cierta. Nunca podría haber sido cierta porque, tal como usted y yo hemos aprendido equivocándonos, fijarse metas no sirve. Reconozca a la metas basadas en el ego por lo que son: una fuente de frustración y fracaso. Para alcanzar el éxito, primero debe hacer lugar para el éxito en su interior, minimizando el efecto de su ego. Vacíese de ego. El ego es el origen del miedo. ¡El miedo mata!

(”La espiritualidad del éxito”, Vincent M. Roazzi)

http://emprendedoresexitosos.com/acerca-de-ciertos-libros-sobre-riqueza-dinero-y-exito.html


Publicar un comentario