viernes, 1 de abril de 2011

ACABA CON EL MIEDO A EQUIVOCARTE


Por mi amiga: Ana Zabaleta, “la coach de la empresaria”

En este artículo trato uno de los miedos más frecuentes que tienen las personas, y que nos viene, por desgracia, de una sociedad que penaliza el error y nos dicta que debemos hacerlo todo bien y a la primera. Sin embargo el error es indispensable para nuestro aprendizaje y nuestro avance como personas y empresarias.

Sabemos cuantos filamentos tuvo que quemar Edison hasta dar con el de wolframio, que es el que llevan las bombillas que iluminan nuestras casas y empresas. También sabemos que un bebé tropieza en múltiples ocasiones hasta que por fin logra mantenerse de pie ¿Entonces, por qué nos empeñamos en pensar que la equivocación es algo negativo? A veces gracias a un error, damos con la respuesta correcta. Aprende en este artículo unas claves para que pierdas el miedo a equivocarte y que este no te paralice más en tus proyectos. El gran fracaso es no intentarlo por miedo a equivocarte Si te equivocas al menos ya sabrás una manera de cómo no hacer las cosas y será el momento de intentar otra. Pero si no haces el intento, además de no haber aprendido nada, habrás fracasado ya por decisión propia. Cuando no se hace nada por miedo a equivocarse, acabas a merced de las circunstancias, “un error” que puedes pagar muy caro. Levántate de nuevo cada vez No hay mayor fracaso que abandonar o no intentarlo. Incluso de la peor de las situaciones se puede salir adelante, siempre que lo intentes de nuevo, claro. Haz como hace un niño cuando aprende a caminar, se tropieza, llora y cuando termina vuelve a levantarse para darse de nuevo con la mesilla de la entrada. Menos mal que venimos genéticamente programados para seguir intentándolo hasta lograrlo, es la sociedad la que nos contamina después. No eres tonta porque cometas errores Puede ser que tu miedo a equivocarte, venga determinado por miedo a parecer tonta. El caso es que si te equivocas y aprendes, tal vez “parezcas tonta” una vez, pero si no lo intentas y no aprendes, permanecerás en la ignorancia, pudiendo quedar en mal lugar en cualquier momento y en diversas ocasiones. Fíjate que pongo “parezcas tonta” entrecomillado, y es porque quien no se equivoque nunca, simplemente no existe. Todos cometemos errores a diario, es imposible hacerlo todo perfecto, así que al menos equivócate a favor de tus proyectos y deseos. Ten en cuenta estas tres claves y elimina el miedo a equivocarte de todas tus iniciativas, ya que el error además de inevitable, es necesario. Ana Zabaleta “La Coach de la Empresaria” www.coachdelaempresaria.com Ana Zabaleta, “La Coach de la Empresaria”, te enseña técnicas para sacar más rendimiento a tu negocio y en tu vida personal. Si quieres dedicarle el tiempo justo a tu negocio, disfrutar de tu familia y sacar el máximo partido de cada cosa que emprendas, visita ahora http://www.coachdelaempresaria.com/ para recibir más tips GRATIS.
Publicar un comentario