sábado, 1 de enero de 2011

Ya no voy a perder

¿Estas cansado de perder? ¿Estas agobiado por el rechazo, el desaliento, el temor o la soledad? Tienes que ponerle un límite a tu dolor, tienen que frenar el entorno que quiere destruirte. Ya es hora de que dejes de moverte en un ambiente que te conduce a la derrota, es hora de que cambies de entorno. Hace poco leí que podemos plantar un árbol en una maseta y que ese árbol crecerá tanto como sea el tamaño de la maseta. Simplemente va a crecer hasta cierto límite porque esta condicionado por su entorno, por la maseta, pero si ese mismo árbol es plantado en la tierra, ese árbol va a crecer todo lo que pueda. Lo mismo le sucede a la gente. Si nos movemos en un ambiente pequeño, un ambiente desfavorable, creceremos condiconados por ese entorno en el que nos movemos. Si las personas que nos rodean nos subestiman o tratan mal estamos en el entorno equivocado. Si dejamos que la misma persona nos critique una y otra vez y seguimos escuchandola estamos en el entorno equivocado. Si nos movemos en medio de gente que nos rechaza y que no nos tiene en cuenta y seguimos relacionándos con esa gente, estamos en el entorno equivocado.

Lo que necesitamos hacer para dejar de perder es cambiar nuestra manera de pensar. Necesitamos dar cuenta donde estamos parados y con quien nos relacionamos. Nadie puede crecer en el entorno equivocado. Nadie puede tener una buena estima si deja que nos menosprecien y lo rechacen. Nadie puede crecer si esta plantado en una maseta y sabe que su lugar es la tierra. Nadie puede crecer si vive lamentandose de su pasado y siguie juntandose con la gente equivocada. Tenemos que ponerle un freno a nuestro sufrimiento. Es necesario establecer límites si queremos tener éxito. Escuchemos a gente que desee nuestro bien, juntémonos con personas que vean nuestro potencial, plantémonos en la tierra y todo nos saldrá bien. Confesemos que nada ni nadie detendrá nuestro crecimiento...


Publicar un comentario