lunes, 20 de agosto de 2012

Seguidores de la prosperidad

La prosperidad, el éxito económico, están siendo la carnada que utilizan los “predicadores” de la prosperidad para atraer seguidores. Estos supuestos líderes ofrecen a los que adhieren a sus filas bendiciones sin límites y por supuesto, este mensaje atrae a los incautos y ambiciosos. Pero en realidad los únicos que acumulan poder, lujos y riquezas son ellos. Los pobres seguidores lo único que acumulan es culpa e ilusiones. Claro que la idea de ser millonarios los vuelve locos, pero recordemos que el amor al dinero es el principio de todos los males. Jesús dijo que “el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa”. (Mateo 13:22).

   En la biblia abundan los ejemplos que evidencian que ser cristiano no consiste en poseer bienes materiales sino en tener la seguridad de la vida eterna. Un clásico ejemplo es la historia de rico y Lázaro que puede leerse en Lucas 16:19 al 25. Jesús también dijo que nos guardemos de toda avaricia por nuestra vida no consiste en los bienes que poseemos. (Lucas 12:15). Además refirió una parábola sobre un rico insensato, de quien dijo: “Necio, esta noche vienen a pedir tu alma; y lo que has provisto, ¿de quien será? Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios”. (Lucas 12:20 al 22).

julio césar cháves escritor78@yahoo.com.ar
www.juliochaves.blogspot.com  
Publicar un comentario