martes, 20 de marzo de 2012

CHARLA NUMERO DOS Curso: Cómo ser un buen comunicador 90% de dedicación 10% inspiración, Supera tus temores:


90% de dedicación
10% inspiración
1-Supera tus temores: Muchos actores, oradores y músicos profesionales sufren de pánico escénico antes de proceder, pero pese a sus temores logran realizar su trabajo con profesionalismo y eficacia. ¿Cómo lo logran? A continuación voy a compartir con vos cuatro principios que te ayudarán a comunicarte con contundencia:
Primer principio: Ensaya tu presentación y apréndela a fondo. Tenés que dedicarle tiempo y dedicación. Tenés que leer, estudiar, informarte, meditar, practicar.
Segundo principio: Anticipa las preguntas y objeciones que tengan más probabilidades de surgir. Trata de que todo lo que digas tenga una respuesta. Recorda que siempre existirán preguntas y siempre cuestionarán todo lo que tengas que decir. En su libro Organízate con eficacia, el arte de la productividad libre de estrés, David Allen dijo: “Nuestra productividad aumenta en la medida en que tengamos la mente clara y libre de la preocupación de olvidar cosas importantes”.
Tercer principio: Preparate físicamente. Vestite bien. Perfumate. Ponete ropa cómoda. No ostentes. Mostra sencillez. Péinate. Tu apariencia es tan importante como el mensaje que tenés para compartir.

Cuarto principio: Mentalízate. Visualízate como un bueno orador, un excelente presentador. Repetí afirmaciones positivas como: “Estoy relajado”; “Estoy tranquilo, controlado”, etc. En su libro 100 formas de motivar a los demás, cómo los grandes líderes pueden lograr resultados de locura sin volver loco a nadie, los autores Steve Chandler, Scott Richardson, dicen: “No hay nada que motive más que un gran líder, capaz de despertar en todo el personal la chispa del interés y del esfuerzo, y consciente de la importancia que tiene la autonomía ajena como propulsora fundamental de un trabajo en armonía, respetuoso y efectivo. Un verdadero líder no controla sino que propicia las situaciones mediante su modo particular de hacer las cosas. Así pues, el líder energiza a las personas para que actúen por iniciativa propia. Un buen líder sabe cómo motivar al personal”.

julio cháves escritor78@yahoo.com.ar www.juliochaves.blogspot.com

Publicar un comentario