martes, 5 de abril de 2011

Piercing, tatuajes y el tema de las infecciones

Aunque pueden provocar infecciones y causar alergias, los piercing y tatuajes son una moda creciente. Esta tendencia urbana crece un 50 por ciento cada año. Por vanidad, por pertenecer a un grupo, como signo de distinción, por razones psicológicas que sólo el portador de tales señales conoce, muchos deciden ponerle una marca distintiva en sus cuerpos y lo hacen con piercing o tatuajes. Algunos creen embellecer sus cuerpos. Otros afirman que tatuarse es signo de mala autoestima y deseos de autodestrucción. Pero más allá de variadas interpretaciones, la moda de decorarse el cuerpo con piercing y tatuajes puede contraer complicaciones físicas y sociales.

Algunos que conocen del tema creen que el verdadero significado de la palabra tatuaje proviene del término tatau, originario de la polinesia. Provenientes de la cultura egipcia se encuentran los ejemplos más antiguos, de allí proviene la momia tatuada de la sacerdotisa Amunet. Los tatuajes y las perforaciones también las practicaron los fenicios, los griegos y los asirios, pero en fin, esto es historia. La moda de los tatuajes y piercing en la actualidad, proveniente de los Estados Unidos y Europa, que tango adeptos ha ganado en los últimos años en nuestro país, en la mayoría de los países funciona sin la regulación sanitaria correspondiente. Más allá de que sabemos que perforarse el cuerpo o pintarse la piel con pigmentos es un ataque al organismo y un atentado a la salud, es imprescindible saber que al ser realizadas estas perforaciones en la piel con los elementos correctos y obviamente por personas idóneas, las probabilidades de contraer infecciones o alergias es uno de los riesgos. Si están realizados por personas idóneas, especializadas en tatuajes y piercing, las complicaciones sanitarias son de prevalencia baja. Los tatuajes de aficionados y piercing se dan en cárceles, villas, o barrios humildes, donde se realizan con elementos punzantes improvisados e inadecuados, son rústicos y presentan serios riesgos para la salud. Daniela Millán, periodista del diario Clarín, dice al respecto: “Quien decide realizarse un tatuaje o colocarse un piercing deberá por lo menos asegurarse de que los elementos sean descartables, o bien que el local o la persona que han de realizarlos cuente con buenos equipos de esterilización o sea alguien realmente idoneo. Por eso lo mejor es asesorarse con expertos y no dejarse guiar simplemente por el consejo de amigos”. “La zona del cuerpo donde se efectuará el tatuaje o el piercing debe ser perfectamente desinfectada y ante la aparición de dolor o inflamación hay que recurrir inmediatamente al médico”, afirmó en una entrevista realizada por Clarín, el Dr. Eduardo López, a cargo del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y profesor de Infectología pediátrica en la Universidad del Salvador. (USAL). Ahora, cuando las perforaciones y tatuajes se realizan en exceso advertimos que los individuos son portadores de trauma psicologicos. Al pintar sus cuerpos en exceso podemos decir que estamos ante una señal de trastorno de la personalidad o problemas de autoestima e identidad personal. Aunque las personas se sientan cómodas con sus piercing y tatuajes también hay que advertir que esto puede contraer problemas de inserción laboral y social ya que estos elementos decorativos son mal vistos algunos individuos. Así pues, por el tema de la inserción laboral muchas personas deciden quitarse los tatuajes, tarea para nada fácil. Para sacar los tatuajes se utilizan varios métodos. Algunos son más costosos que otros, pero todos son difíciles de realizar. “Borrar un tatuaje no es una práctica simple. Para lograr un resultado efectivo hay que realizar una intervención similar a la de una cirugía plástica reconstitutiva”, dijo el Dr. Eduardo López, antes citado. Existen varias formas de quitar los dibujos realizados en el cuerpo y el láser es una de esas formas, pero pueden ocurrir cosas indeseadas. El Dr. Edgardo Chouela, profesor de Dermatología en la Universidad de Buenos Aires (UBA), también entrevistado por Clarín, dice: “La técnica que utiliza láser para borrar tatuajes se aplica en forma exclusiva en centros privados porque resulta prohibitiva para el ámbito público. El láser pulveriza las partículas de color del tatuaje. Ahora es posible borrar todos los colores gracias a modernos aparatos; antes sólo podían eliminarse algunos de los colores. Pero es importante remarcar que, con esta técnica, lo que se tatúa en una hora, se borra en un año”. El caso de los piercing es más sencillo ya que al quitarlos, las perforaciones se cierran por sí solas. Eso sí, los médicos recomiendan desinfectar la zona perforada durante tres días para evitar infecciones. Al fin y al cabo, si has decidido hacerte un tatuaje o ponerte un piercing toma todas las precauciones sanitarias correspondientes y has que te lo realice una persona idónea, experta en el tema y sobre todo recuerda que para borrar los tatuajes cuesta mucha plata y lo que se tatúa en una hora, se borra en un año. Además, te en cuenta que si no se realizan en condiciones higiénicas adecuadas pueden causar infecciones y alergias. “Lo más profundo del hombre es su piel”, dijo Paul Ambroise Valéry, Escritor francés. Julio César Cháves


Publicar un comentario