sábado, 1 de enero de 2011

Evitemos las malas influencias

Las malas influencias son aquellas personas que nos rodean y quieren desalentarnos, son aquellas personas , cuyo efecto en nuestras vidas puede resultar negativo. En ocasiones puede tratarse de los comportamientos manipuladores de los demás, o de lo que nuestra mente puede aprender o tomar de sus ejemplos. También se puede tratar de gente sin fe, sin sueños o metas.

Por tanto, las malas influencias simplemente son personas, que se encuentran dentro de nuestro entorno, y que pueden afectar de manera negativa nuestro potencial, nuestro crecimiento y desrrollo. Aunque no es fácil alejarnos completamente de las malas influencias, creo que es necesario que nos alejemos de aquellas personas que nos limitan con sus opiniones negativas. No necesitamos que nadie nos subestime ni nos critique, lo que necesitamos es un entorno positivo que nos ayude a crecer.



Las malas influencias pueden cambiar nuestro modo de ver la vida y pueden influir en nuestras decisiones, y con ello, los resultados de las mismas pueden simplemente cambiar el rumbo de nuestro destino, llevarnos a caminos no deseados, e inhibirnos para poder lograr nuestros propósitos, objetivos, metas y sueños. Las malas influencias pueden limtiar nuestro crecimiento. Yo muchas veces he escuchado consejos de la gente equivocada y por esa razón me ha ido mal en la vida, pero cuando evite las malas influencias y escuche los consejos de la gente correcta, ahí comencé a conquistar mis sueños.

Por todo esto es importante que aprendamos a alejarnos de aquellas personas que nos roban la fe, dañan nuestra estima y nos alejan de nuestros sueños. Recordemos que siempre debemos movernos en un entorno que condicione positivamente nuestros pensamientos y nos ayude a desarrollarnos en todas las áreas de nuestra vida.


julio cháves escritor78@yahoo.com.ar www.juliochaves.blogspot.com
Publicar un comentario