lunes, 31 de enero de 2011

Buscando puntos de conexión

Si queremos conectarnos con los demás es necesario que busquemos puntos de conexión. Si valoramos, validamos, apreciamos y tratamos bien a los demás, entonces hemos entendido en qué consisten los puntos de conexión. Si competimos con los demás, si criticamos y hablamos mal de todo el mundo, es posible que nadie nos quiera ni quiera juntarse con nosotros.
Si queremos que la gente nos conozca y quiera bendecirnos, tratemos bien a todo el mundo. No discriminemos ni prejuzguémonos a nadie. No sabemos de donde puede venir la bendición. Quizá puede venir de la persona menos pensada. O quizá la persona que menos pensamos puede recomendarnos, hablar bien de nosotros. De igual modo nosotros podemos recomendar o hablar bien de alguien que conocemos. Conectar bien con otros es valorar y apreciar a los demás.
De la misma manera que tratamos a los demás seremos tratados. El tamaño de nuestra siembra determina el tamaño de nuestra cosecha. Busquemos las cosas en común, las experiencias, los recuerdos en común. Seamos humildes, diligentes, valientes, meticulosos, puntuales. Seamos los mejores donde estemos. Que lo que nos caracterice sea la excelencia. Hablemos bien. Y si hacemos todo esto tendremos conexión con los demás.

Julio césar cháves www.juliochaves.blogspot.com
Publicar un comentario