domingo, 20 de junio de 2010

Solidez intelectual

¿En que consiste la solidez intelectual? ¿Qué significa tener criterio? ¿La sabiduría y la inteligencia son dos caras de la misma moneda? A fin de llegar a convertirnos en personas realizadas y poder alcanzar nuestros sueños y llevar a cabo nuestros objetivos, creo que es imprescindible que crezcamos no solo en lo económico e interpersonal, sino que también debemos crecer intelectualmente. El crecimiento intelectual consiste en el ejercicio mental del aprendizaje de la enseñanza. El proceso del aprendizaje es un ejercicio consciente, donde el individuo va creando una mentalidad de acuerdo a su edad biológica.

El ser humano maduro es un sujeto que procura desarrollarse en todas sus dimensiones. El ejercicio del aprendizaje incluye el desarrollo de la voluntad. Cuando una persona desea cultivar solidez intelectual debe desarrollar su curiosidad. Si no hay curiosidad por conocer cosas nuevas y adquirir nuevos conocimientos no podemos alcanzar una mentalidad dinámica, eficaz, asertiva y productiva.
Tener criterio, ser intelectualmente maduro, consiste en saber elegir, en fin, pensar, pesar las cosas, modificar la realidad. Cuando pensamos ponemos en la balanza los eventos externos y les ponemos etiquetas que nos ayudan a discernir lo malo de lo bueno, lo útil de lo desechable, lo accesorio de lo importante. Con respecto a si la sabiduría y la inteligencia son dos caras de la misma moneda, tengo que decir al respecto que la inteligencia el ser humano la comienza a emplear y desarrollar desde que es un niño, pero la sabiduría llega con el tiempo, con el paso de los años. Cuando sale de la pubertad y entra en la madurez las necesidades no son las mismas y las responsabilidades se incrementan, por lo cual ya aspiramos a un compromiso mucho mas profundo con la realidad. Los jóvenes generalmente dependen de sus padres económicamente, entonces como que el joven posterga la necesidad de pensar y de evolucionar intelectualmente. Pero cuando se convierte en adulto y forma pareja, ya entran en juego exigencias y obligaciones que tienen que ver con el trabajo, el poder adquisitivo, la propiedad, los ahorros, el futuro.
Por todo esto es necesario que evolucionemos intelectualmente y formemos nuestra racionalidad. La persona se construye a través del estudio, del aprendizaje. La solidez intelectual hace que el hombre se conozca a si mismo. Conocerse a si mismos era una de las normas de los héroes griegos. En Grecia, precisamente en el templo de Apolo, había en el frontispicio de la entrada una inscripción que decía así: “Conócete a ti mismo”. Esto se trata en tener en claro que la asignatura más relevante del ser humano es uno mismo. Cada cual es el arquitecto de si mismo. La solidez intelectual es una puerta que lleva a la realización de nuestras capacidades, y es el resultado de un trabajo de aprendizaje diligente, esforzado, continuo, serio, paciente, donde vamos incorporando a nuestra personalidad datos, información, conocimientos, que nos ayudan a que nos instalemos en la realidad acertadamente.


Julio césar cháves escritor78@yahoo.com.ar
Publicar un comentario