miércoles, 19 de mayo de 2010

El estrés y la salud

El estrés puede daña la salud e incluso puede matar. Los médicos afirman algunas personas pueden responder al estrés emocional súbito liberando grandes cantidades de catecolaminas -en especial adrenalina y noradrenalina- en el torrente sanguíneo, junto con otras sustancias y proteínas producidas por un sistema nervioso excitado. Esas sustancias pueden ser tóxicas para el corazón y producir síntomas similares a un infarto, como dolor torácico, fluidos en los pulmones, respiración corta e insuficiencia cardíaca. El cuerpo reacciona ante el estrés de una manera nefasta y puede desencadenar en la muerte.

El aspecto cognitivo, psicológico y emocional, es de suma importancia en el cuarto de máquinas del comportamiento humano. La salud de una persona es completa cuando el individuo esta física, social, emocional y psicológicamente en estado de paz y tranquilidad y bienestar total. Todos experimentamos estrés en algún momento de la vida. Pero cuando el estrés es excesivo es ahí cuando surgen las consecuencias dañinas para salud. Generalmente las personas negativas y pesimistas son las que más sufren la negativa influencia del estrés. En contraste las personas optimistas se enferman menos. Lo cierto es que el pesimismo y la negatividad conducen al estrés excesivo y este a su vez conduce a la pérdida de la salud tanto física como psicologica.
“En un informe que aparece en la edición del 6 de abril del Journal of the American Medical Association, investigadores del Centro Médico de la Universidad de Duke hicieron un seguimiento a la salud mental y física de 92 hombres y 42 mujeres entre 40 y 84 años con enfermedad cardiaca isquémica e isquemia del miocardio inducida por el ejercicio, es decir, una reducción del flujo sanguíneo al músculo cardiaco.Los que participaron en el estudio recibieron cuidado médico rutinario, o bien el cuidado usual más ejercicio aeróbico supervisado durante 35 minutos tres veces a la semana durante 16 semanas, o bien el cuidado usual más sesiones semanales de hora y media sobre el control del estrés durante 16 semanas.Los investigadores informan que los pacientes en los grupos de ejercicio y control del estrés tuvieron un promedio inferior de puntajes de depresión y redujeron sus puntuaciones de incomodidad en comparación con aquellos pacientes que recibieron únicamente el cuidado usual. Los pacientes de ejercicio y control del estrés también presentaron mejoras más favorables en cuando a ciertos factores de riesgo cardiovascular."Los resultados de este ensayo controlado y aleatorio demuestran que los tratamientos para el comportamiento ofrecen beneficios adicionales" para los pacientes de enfermedad cardiaca que ya están recibiendo cuidado médico estandarizado, escribieron los autores del estudio.Los efectos a largo plazo del ejercicio y el control del estrés todavía deben ser evaluados en un estudio mayor, agregan, pero consideran que, basados en los hallazgos, el ejercicio y el control del estrés "ofrecen una promesa considerable" para los pacientes amenazados por la enfermedad cardiaca”.
Indefectiblemente el estrés y la salud están íntimamente relacionados. Por lo tanto, a la hora de lidiar con circunstancias negativas deben procurar ver las cosas con buenos ojos, con una actitud positiva, ya que ver todo con pesimismo y negatividad puede dañar seriamente nuestra salud. Nuestro corazón es enemigo del estrés y mucho del corazón de las personas mayores. El estrés puede matar. Pero el optimismo puede mantenerte en buen estado de salud. El buen sentido del humor nos ayuda a sobrellevar los problemas de la vida. Siempre que tengamos que lidiar con un problema busquemos la ayuda de nuestra familia. No llevemos la carga solos. No podemos solos. Nuestro corazón es frágil como un débil cristal. Como dijo el Dr. Lair Ribeiro: “Para fruncir el ceño utilizamos 32 músculos del rostro. Para sonreír únicamente 28. Así que sonriamos aunque sea por economía”.

Publicar un comentario