viernes, 9 de abril de 2010

Bernardo Stamateas:El nuevo gurú del poder, por Raquel Roberti

Lo leen la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su controvertido vice, Julio Cobos. En la biblioteca de Cecilia Pando sus libros comparten estante con Horacio Verbitsky. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires le organizó conferencias en el Teatro General San Martín. En otras charlas lo escucharon miembros de la Federación Argentina de Jóvenes Empresarios y en el Sheraton Pilar convocó a lo más granado de los countries de la zona. La farándula en pleno, desde Susana Giménez, lo tiene como consejero de cabecera. En mayo de este año, los afiches de su último libro, Gente tóxica, cubrieron la ciudad. Con ocho ediciones y 64 mil ejemplares vendidos, es uno de los best sellers del mercado argentino.

El éxito de Bernardo Stamateas es tan sorpresivo como meteórico. Hace cinco años, meses más o menos, publicitaba grupos de autoayuda en las tandas del programa de Jorge Rial. Sus libros se leían en nichos de mercado específicos: religión, autoayuda y negocios, en su aspecto más trivial: cómo alcanzar el éxito o el máximo potencial. Y algunos programas de televisión lo convocaban para que hablara de esos temas. Pero un día de inicios de 2007 una magnífica operación de marketing lo llevó a la pantalla más caliente del país: su libro Resultados extraordinarios ingresó a la casa de Gran Hermano y se convirtió en la herramienta preferida de los participantes para elaborar las estrategias que les permitieran ganar el juego. De allí en más, su nombre fue referencia obligada a la hora de hablar de liderazgo y triunfo, sobre todo en los ámbitos donde el poder se codea con la popularidad. Y aunque también lo leen anónimos y humildes, Bernardo Stamateas es, hoy, el nuevo gurú del poder.Es psicólogo, pastor evangélico del Ministerio Presencia de Dios y sexólogo clínico. Tal como el otrora mediático matrimonio de Irma y el pastor Giménez, Stamateas sube al escenario del templo de Beauchef al 800 con su esposa, Alejandra, también pastora y autora de libros que aconsejan a mujeres, como Mi cuerpo, mi cárcel, otro éxito editorial. Sin embargo, Bernardo niega que haya una cuestión de mimetismo y dice sentirse muy lejos de lo que califica como “estereotipo” de la misión pastoral evangélica. Es que su fama obedece antes a la trascendencia de sus lectores que a la transmisión de mensajes de Dios en reuniones multitudinarias. Y también, o antes aún, a una aceitada campaña de prensa que no deja pasar oportunidades. En la página web que el pastor mantiene bajo el nombre Presencia de Dios, pudo verse hasta el 9 de este mes el video de CQC que muestra a Cristina Fernández de Kirchner con Gente tóxica en sus manos. Sin embargo, todo fue una gran ¿casualidad? Así lo cuenta Stamateas: “La Presidenta inauguraba una fábrica, creo que de electrodomésticos, alguien le regaló el libro y le preguntó si podía sacarle una foto. Ella accedió y justo la cámara de CQC registró la secuencia. Después me contaban que no se habían dado cuenta de las cámaras. Fue increíble, porque hasta posó”.Seguramente, dejarse retratar con la obra no fue imprudencia de la Presidenta; el apellido del autor le es conocido: Stamateas trabajó durante ocho meses y ad honorem en el área de documentación presidencial cuando Néstor regía los destinos del país. Bajo la dirección de Elizabeth Miriam Quiroga trabajan allí más de cuarenta personas que reconocen una “carga emocional muy negativa”, producto de leer y responder las más de 300 cartas que llegan por día con pedidos de ayuda. “Resultados extraordinarios llegó a las manos de la directora, le gustó y me invitó a dar una charla, no me acuerdo si fue sobre duelo o suicidio; después me invitaron a otra y luego surgió la posibilidad de ir una o dos veces por semana a dar coaching, o entrenamiento. Tratábamos las emociones que surgían a partir de contestar las cartas y solucionar las crisis de las personas. Fue una experiencia muy linda, me fui cuando sentí que se había cumplido un ciclo”, recuerda el pastor, quien asegura que a pesar de contar con esa posición de privilegio, no conoció al matrimonio Kirchner.Conoce, en cambio, a otras personalidades de la política local que apoyan las actividades de difusión que realizan tanto él como su esposa. Por ejemplo, la pastora Alejandra compartió una conferencia con la vicegobernadora de Misiones, Sandra Jiménez, en la que anunciaron las jornadas donde se hablará de “cómo lograr lo que se desea”. Y también fueron fotografiados, libro en mano, Julio Cobos y el gobernador de Misiones, Maurice Cross. A Bernardo, la gente de Mauricio Macri que comanda la Subsecretaría de Gestión y Administración Financiera le organizó una conferencia sobre “Relaciones Interpersonales” en el Teatro General San Martín. Además, el pastor presentó su último libro junto a los intendentes de La Plata, Pablo Bruera, y de Esteban Echeverría, Fernando Gray, quien después de leerlo comentó: “Es muy interesante la manera en la que explica las diversas posturas que deben tomar las personas ante situaciones hostiles. Como intendente, al estar siempre en situaciones adversas, como poseer un escaso presupuesto para un municipio tan grande, me resultó muy ilustrativo y positivo”.La obra identifica en cada capítulo a personalidades que el autor considera tóxicas: el mete culpas, el envidioso, el descalificador, el falso, el neurótico, el manipulador, etc. Marina Calabró, con quien Stamateas comparte el programa TV Mix (Magazine), cree que “es una guía muy interesante para saber desde qué lado le están haciendo daño a uno. Es didáctico porque acerca la psicología a los neófitos y tiene la utilidad de un manual que sirve para crear defensas”. Por eso obsequia ejemplares a los invitados al programa. En realidad, no es la única en presentarlo como regalo. Marisa Brel se lo entregó en mano y ante cámaras a Mirtha Legrand. Guillermo Blanc lo recibió del mismo Bernardo y aunque todavía no terminó de leerlo lo calificó como “muy inteligente, deja muchos mensajes profundos. Comparto algunas de sus ideas y otras no, pero creo que en este momento, cuando la sociedad argentina está convulsionada por los conflictos internos y no tiene tiempo ni dinero para ir al psicólogo, puede servir para aprender a conocerse uno mismo”.Graciela Alfano lo obtuvo en la presentación oficial y se mostró encantada: “No son muchos los que logran con humor y sin ironía identificar cierto tipo de conductas. Los consejos para corregir diversas situaciones son muy buenos, funciona como un salvavidas porque todos nos queremos liberar de esa toxicidad interna”. Otros que recibieron un ejemplar son Marcelo Tinelli y todo el elenco de Bailando por un sueño, Enrique Pinti, China Zorrilla y hasta Pampita.Tanto está creciendo la influencia de Stamateas que en los últimos meses presentó sus libros y dio charlas y conferencias en España, México, Venezuela y Miami, adonde el próximo 18 de septiembre llevará Gente tóxica. Y un dato curioso: en Puerto Rico y por decisión del ministro de Educación, Resultados extraordinarios se lee en los colegios secundarios para que los chicos aprendan a enfocarse en el estudio y las actividades cotidianas.A los 43 años está convencido de que alcanza el éxito quien supo superar un fracaso y en sus libros –que no considera de autoayuda sino “de potencial, de crecimiento interior, porque no tienen recetas mágicas sino ideas disparadoras y alguna herramienta práctica para frenar una situación”– combina elementos de psicoanálisis con religión y consejos para hacerse rico. La economía no es un tema al que le escape, por el contrario: en Sanidad en las finanzas afirma que Dios desea dar tanto sanidad como dádivas. En lo que podría considerarse como una inversión del postulado que en el Nuevo Testamento plantea que el reino de los cielos pertenecerá a los pobres, Stamateas sostuvo en diversas prédicas y entrevistas que el paraíso pertenece a los hombres de negocios. “Dios está levantando gente que va a hacer impactos comerciales, va a hacer grandes negocios y va a tener un gran nivel de prosperidad. (...) Va a levantar apóstoles de los negocios, gente que va a ganar los millones que nunca ganaron; van a hacer los mejores negocios, van a tener las mejores ideas y van a ser los que van a sostener y empujar financieramente el Reino”, son algunos textuales. Y más: “Durante años estuvimos cegados a la prosperidad que Dios tiene para su iglesia. Si un millonario asistía era mejor que nadie se enterase porque todos inmediatamente le pedían dinero o trabajo. Vienen días donde Dios levantará iglesias prósperas, los mejores empresarios estarán en la iglesia, los mejores comerciantes, los mejores profesionales, los presidentes de las naciones”.Sin duda es un pastor poco convencional, a pesar de seguir los pasos de otros como Luis Palau, en cuanto a imagen mediática y convocatoria. No sólo habla de dinero sin tapujos ni culpas, sino que también se aventura en un terreno tan álgido como la sexualidad. Dice que después de estudiar dos años con Juan Carlos Kusnetzoff descubrió que “el mundo sexual y el de la fe pueden estar amigados. Dios creó la sexualidad para el placer y el disfrute, no para crear culpas. Cada persona tiene que recuperar el control remoto de su mundo emocional, ser responsable de sus reacciones y saber que puede elegir. Hay que salir de la culpa, que no sirve para nada, y pasar a la responsabilidad, hacerse cargo de las consecuencias de las elecciones”. Para Stamateas, “la sexualidad tiene cuatro objetivos: reproducción (ley biológica), placer (ley fisiológica), autoestima (ley psicológica) e intimidad (ley espiritual)”, y asegura que “se descubre al leer los Evangelios, lo que pasa es que en la interpretación entran las propias represiones, los prejuicios”.Como en la cuestión de la economía, el pastor dio un paso más y afirmó en algunas charlas sobre sexualidad infantil que “no existe en las Escrituras ninguna prohibición directa a la masturbación, ni en el Antiguo Testamento ni en el Nuevo. No existe en la Biblia un pasaje que diga ‘no os masturbéis’ y es interesante notar que la palabra sexo no aparece ni una sola vez en las Escrituras”. Toda una novedad para un ámbito en el que todavía se discute si el preservativo es una herramienta eficaz para evitar la propagación del HIV/sida.
10



Publicar un comentario